encias

Cuida tus encías. Controla tu diabetes

“Unas encías sanas favorecen el control de la glucemia, y un adecuado control de la diabetes se asocia a unas encías más sanas”. Esta iniciativa, promovida por el grupo de trabajo “diabetes y enfermedad periodontal” se presentó en una ponencia con motivo del Día Mundial de la Diabetes con una información y unas conclusiones muy interesantes e importantes que os resumimos a continuación.

Según datos del grupo de trabajo SED-SEPA “diabetes y enfermedad periodontal”, existe una evidencia científica que pone de manifiesto la relación bidireccional entre la diabetes y la periodontitis. Las personas con diabetes tienen 2,9 veces más riesgo de sufrir periodontitis; el riesgo de tener diabetes mal controlada aumenta hasta 6 veces en personas con periodontitis avanzada.

Todos conocemos la diabetes como una enfermedad metabólica caracterizada por un aumento de glucosa en sangre llamada hiperglucemia que se produce por un defecto de secreción de insulina en el páncreas. En España, según estimaciones actuales, alrededor de un 13% de la población padece esta enfermedad.

Las personas con diabetes pueden desarrollar diversas complicaciones asociadas con la enfermedad como nefropatías, retinopatías o problemas cardiovasculares. La periodontitis puede ser considerada como otra de las complicaciones de una diabetes mal controlada.

Las enfermedades periodontales son patologías infecciosas causadas por bacterias que afectan a los tejidos que sostienen los dientes y que se llaman periodonto. Cuando esta inflamación afecta únicamente a la encía, se llama gingivitis que con un tratamiento adecuado es reversible, pero cuando esta inflamación se prolonga en el tiempo y existen otros factores, se produce una infección más profunda de la encía y los tejidos que sujetan el diente, también conocida como periodontitis, que puede provocar la pérdida del diente y repercute en la salud en general.

Ahora que ya conocemos las dos enfermedades, podemos resumir los mecanismos que explican la relación entre ambas. En la diabetes hay una alteración en la regulación del sistema inmune, lo que favorece un estado de inflamación generalizada y mayor riesgo de infecciones como la periodontitis. Por su parte, la periodontitis al inducir la inflamación de las encías y a nivel general incrementa la resistencia a la insulina y favorece el aumento de la glucemia.

Las personas con diabetes cuya glucemia no esté bien controlada tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades periodontales. Los diabéticos con periodontitis tienen más riesgo de sufrir las complicaciones asociadas a la diabetes: para la macroalbuninuria el riesgo es dos veces mayor; para la enfermedad renal terminal es tres veces mayor; y para la mortalidad cardiorenal es tres veces mayor.

Si eres diabético:

– Evalúa tus encías
– Realiza un limpieza profesional de dientes y encías
– Realiza una higiene diaria y revisión cada 6 meses
– Integra en tu día a día hábitos de vida saludable tanto para la salud bucodental como para todo el cuerpo
– La prevención es el mejor tratamiento
– Ante cualquier síntoma o alteración de la boca, pregunta e infórmate.

(Estas recomendaciones y advertencias están basadas en la documentación científica evaluada y en el consenso de expertos del grupo de trabajo científica “diabetes y enfermedad periodontal”).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario