Entradas

Consejos para tratar la xerostomía o síndrome de la boca seca

untitledMediante un acuerdo de colaboración con el Colegio de Higienistas de Madrid, publicaremos de manera periódica noticias sobre el sector. En esta ocasión, nos resuelven las dudas sobre el xerostomía.

La xerostomía es la sensación subjetiva de sequedad bucal debido a la disminución del flujo salival, es conocida como “boca seca” y puede afectar a uno de cada 5 adultos.

Una de las causas de la xerostomía es la toma de medicaciones de forma crónica en períodos largos en el tiempo. Algunos de los medicamentos que nos pueden provocar disminución o alteración en la composición del fluido salival son los anticonvulsivantes, antihistamínicos, antihipertensivos, antieméticos, antiparkinsonianos, antiespasmódicos, anorexígenos, diuréticos, descongestionantes, expectorantes, relajantes musculares y psicotrópicos.

Las consecuencias para la salud de la cavidad oral pueden ser importantes. La saliva actúa como protector de la cavidad bucal humectando los tejidos orales, facilitado el habla; la masticación y la deglución, ayuda en la autoclisis o autolimpieza de la boca y evita el desequilibrio de los microorganismos en el ambiente oral. Su compromiso puede provocar la aparición de caries, patología en las encías, halitosis o mal aliento, alteraciones en la sensación del gusto y de la lengua, la cual puede presentarse enrojecida, fisurada y dolorosa.

Detectar la presencia de xerostomía en los pacientes polimedicados es de gran importancia, ya que el compromiso de su salud oral es importante y su calidad de vida se ve alterada.

Para combatir la xerostomía se pueden utilizar los agentes humectantes o sustitutos salivales, que mediante el uso de formulaciones con Betaína, Xylitol, Alantoína, Aloe vera y Fluoruro sódico, pasen a formar parte de la higiene bucal diaria ayudando a humectar y lubricar la mucosa bucal.

La higiene oral es fundamental en el caso de padecer boca seca, por lo que se deben reforzar las técnicas de higiene bucal, cepillarse diariamente al menos dos veces durante un mínimo de dos minutos, y solicitar asesoramiento a los profesionales de la salud bucal entre los que se encuentran los Higienistas dentales.

Cuida tus encías. Controla tu diabetes

“Unas encías sanas favorecen el control de la glucemia, y un adecuado control de la diabetes se asocia a unas encías más sanas”. Esta iniciativa, promovida por el grupo de trabajo “diabetes y enfermedad periodontal” se presentó en una ponencia con motivo del Día Mundial de la Diabetes con una información y unas conclusiones muy interesantes e importantes que os resumimos a continuación.

Según datos del grupo de trabajo SED-SEPA “diabetes y enfermedad periodontal”, existe una evidencia científica que pone de manifiesto la relación bidireccional entre la diabetes y la periodontitis. Las personas con diabetes tienen 2,9 veces más riesgo de sufrir periodontitis; el riesgo de tener diabetes mal controlada aumenta hasta 6 veces en personas con periodontitis avanzada.

Todos conocemos la diabetes como una enfermedad metabólica caracterizada por un aumento de glucosa en sangre llamada hiperglucemia que se produce por un defecto de secreción de insulina en el páncreas. En España, según estimaciones actuales, alrededor de un 13% de la población padece esta enfermedad.

Las personas con diabetes pueden desarrollar diversas complicaciones asociadas con la enfermedad como nefropatías, retinopatías o problemas cardiovasculares. La periodontitis puede ser considerada como otra de las complicaciones de una diabetes mal controlada.

Las enfermedades periodontales son patologías infecciosas causadas por bacterias que afectan a los tejidos que sostienen los dientes y que se llaman periodonto. Cuando esta inflamación afecta únicamente a la encía, se llama gingivitis que con un tratamiento adecuado es reversible, pero cuando esta inflamación se prolonga en el tiempo y existen otros factores, se produce una infección más profunda de la encía y los tejidos que sujetan el diente, también conocida como periodontitis, que puede provocar la pérdida del diente y repercute en la salud en general.

Ahora que ya conocemos las dos enfermedades, podemos resumir los mecanismos que explican la relación entre ambas. En la diabetes hay una alteración en la regulación del sistema inmune, lo que favorece un estado de inflamación generalizada y mayor riesgo de infecciones como la periodontitis. Por su parte, la periodontitis al inducir la inflamación de las encías y a nivel general incrementa la resistencia a la insulina y favorece el aumento de la glucemia.

Las personas con diabetes cuya glucemia no esté bien controlada tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades periodontales. Los diabéticos con periodontitis tienen más riesgo de sufrir las complicaciones asociadas a la diabetes: para la macroalbuninuria el riesgo es dos veces mayor; para la enfermedad renal terminal es tres veces mayor; y para la mortalidad cardiorenal es tres veces mayor.

Si eres diabético:

– Evalúa tus encías
– Realiza un limpieza profesional de dientes y encías
– Realiza una higiene diaria y revisión cada 6 meses
– Integra en tu día a día hábitos de vida saludable tanto para la salud bucodental como para todo el cuerpo
– La prevención es el mejor tratamiento
– Ante cualquier síntoma o alteración de la boca, pregunta e infórmate.

(Estas recomendaciones y advertencias están basadas en la documentación científica evaluada y en el consenso de expertos del grupo de trabajo científica “diabetes y enfermedad periodontal”).

La identificación precoz del bruximo es fundamental para evitar que sus consecuencias sean graves

untitledMediante un acuerdo de colaboración con el Colegio de Higienistas de Madrid, publicaremos de manera periódica noticias sobre el sector. En esta ocasión, nos resuelven las dudas sobre el bruxismo.

El bruxismo es una parafunción mandibular que consiste en el frotamiento y rechinamiento dentario sin propósito funcional. Se estima que entre un 5% y un 20% de la población presenta bruxismo. No hay diferencias entre sexos y 1 de cada 5 pacientes con bruxismo tiene síntomas de dolor orofacial.

Es un hábito involuntario e inconsciente del sistema masticatorio y que la propia persona que lo padece no puede controlar, por lo que en muchas ocasiones se desconoce que se padece hasta que no da síntomas dolorosos.

Existe controversia sobre las causas del bruximo, pero se conoce la influencia que tienen los estados de estrés emocional y ansiedad en este hábito, así como las maloclusiones (mordidas alteradas).

Puede provocar efectos en diferentes partes del sistema masticatorio, pudiendo producir dolor de cabeza, contracturas musculares, alteraciones del ATM (articulación temporomandibular), desgaste y fracturas dentarias, que alteran tanto la estética como la funcionalidad de los dientes, sensibilidad dental… etc.

La identificación precoz del bruximo es fundamental para evitar que sus consecuencias sean graves, por lo que es fundamental realizar las revisiones periódicas con los profesionales de la salud dental, dentro de los cuáles están los Higienistas Dentales.

 

¿Por qué a veces se ‘apaga’ el blanqueamiento dental?

untitledMediante un acuerdo de colaboración con el Colegio de Higienistas de Madrid, publicaremos de manera periódica noticias sobre el sector. En esta ocasión, nos resuelven las dudas sobre el blanqueamiento dental.

Un blanqueamiento combinado de larga duración puede mantenerse muchos años. Hay que tener en cuenta que, aunque hayamos blanquedado la dentina, el esmalte de los dientes se puede manchar en superficie. Y esto es lo que a veces ocurre cuando una persona que se ha hecho un blanqueamiento necesita tomar hierro ó ciertas sustancias para adelgazar.

Si esto ocurre no hay que alarmarse. Estas sustancias, que en ocasiones necesitamos para mejorar nuestra salud y que nos pueden manchar los dientes en superficie, se eliminan muy fácilmente con una limpieza profesional, una vez terminados estos tratamientos. Así, los dientes volverán a ser tan blancos como al principio.

blanqueamiento Farmacia Acacia en Leganés