heparina

La heparina cumple un siglo de vida

En la historia del descubrimiento y desarrollo de los fármacos solo un número muy limitado de los compuestos investigados se convierte en un verdadero hito en  la medicina. La heparina, el anticoagulante y antitrombótico más usado en el mundo,  pertenece a este selecto grupo desde que en  1916 Jay McLean, un estudiante de la Escuela de Medicina John Hopkins de EEUU, aislará un compuesto de las células hepáticas de perros que provocaba un sangrado excesivo en los animales de experimentación. Aunque parece que fue otro  científico estadounidense, William Howell, quien encarriló su desarrollo y dio nombre al fármaco que viene del griego ‘Hepar’ (hígado).

La heparina, una molécula que tiene una acción anticoagulante sobre una proteína de la sangre, es un producto de origen  natural que está presente en todos los tejidos,  especialmente en el hígado, los pulmones y los músculos, aunque  también se puede obtener a través de la mucosa intestinal de los cerdos. El fármaco tiene un mecanismo de acción ampliamente descrito: acelera la inhibición de las proteínas del sistema de coagulación de la sangre y, como resultado, previene la formación de coágulos.

Este anticoagulante es imprescindible en un gran número de especialidades médicas, como la cirugía general y vascular, urgencias, traumatología, ginecología, oncología, hematología y cardiología. De hecho, se considera que la medicina moderna no existiría tal y como se práctica sin la presencia de este medicamento. 

La heparina está clasificada en la lista de medicinas esenciales de la Organización Mundial de la Salud  porque salva cada año más de 100 millones de vidas. A pesar de su longevidad, y debido a su actividad antiinflamatoria, antitumoral y antiparasitaria, se siguen investigando nuevas aplicaciones en malaria, fibrosis quística, prevención de abortos de repetición y tratamientos oncológicos.

En España, Bioibérica empezó a producir el principio activo de la heparina en 1975, año en que se generalizó su uso clínico, convirtiéndose en el primer producto fabricado por esta compañía. Actualmente la biológica española es líder mundial en la producción de heparina y está trabajando en diversos proyectos, en especial uno contra el Alzheimer a través de una molécula que se encuentra en el cerebro del cerdo.

Fuente: Colegio Oficial de Farmaceúticos de Madrid

 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario