Cuidados para pieles grasas y acnéicas

En todo ritual de belleza hay una serie de pasos esenciales a seguir: limpieza, tratamiento, hidratación y protección. Esta rutina es esencial para el bienestar de la piel, también es importante seguir todos los pasos del ritual a pesar de tener una piel grasa y/o acnéica, adaptando los cosméticos elegidos para el tipo de piel y no eliminando pasos para evitar “sobreengrasar” la piel.

Las personas con piel grasa tienden a lavarse sólo la cara sin aplicar cremas después, pues sienten que la piel les brilla. En muchas ocasiones en las que además hay acné, la limpieza es además excesiva, con jabones fuertes y exfoliantes, y además se suelen aplicar cremas de tratamiento para el acné en la totalidad de la piel y no sólo en el forúnculo. Nada más alejado del tratamiento correcto y saludable para una piel grasa.

La piel necesita, entre otras cosas, dos cosas esenciales: grasa y agua. Por suerte, nuestra piel sabe producir grasa gracias a las glándulas sebáceas, siendo estas las responsables de nuestro tipo de piel: la piel seca produce poca grasa, la piel mixta produce diferentes niveles de grasa según la zona de la cara y la piel grasa produce mucha grasa. Pero resulta que nuestra piel no sabe hacer agua, y que el agua que bebemos llegue en suficiente cantidad a la piel, es difícil. Además, la piel también pierde agua por el proceso de evaporación y la transpiración, con lo cual es esencial que apliquemos agua sobre nuestra piel con un vehículo adecuado para que esta pueda hidratar las capas más profundas.

Cuando lavamos una piel grasa con un jabón agresivo quitamos la grasa en profundidad además de la flora simbiótica que nos protege. La piel, desnuda y desprotegida, si no se la hidrata y protege justo después, se defiende como sabe: haciendo más grasa. Por eso una piel grasa que se lava pero no se hidrata produce más grasa, y en consecuencia, puede aparecer más acné.

El acné además va estrechamente relacionado con la flora natural de la piel, con lo cual los jabones agresivos que maten esta flora favorece el crecimiento de hongos y bacterias no saludables que irritan e infectan la piel. Por eso las pieles grasas tienen que usar jabones sin detergentes.

Los tratamientos antibióticos y a base de ácido salicílico son estupendos para el acné, pero solo aplicado en la zona del forúnculo. Estas cremas aplicadas sobre la piel no infectada, la irritan, la escuecen y la predisponen a la infección. Con lo cual hay que ser cautelosos a la hora de aplicarlas.

En resumen, para que una piel grasa con tendencia a acnéica luzca libre de brillo e imperfecciones, es esencial seguir los siguientes pasos y en este orden: limpieza adecuada con jabones sin detergentes, tratamiento puntual de las imperfecciones e hidratación de la totalidad de la cara con una crema hidratante específica para pieles grasas.

La hidratación a diario es fundamental para tener una piel saludable

En la rutina diaria de la higiene todo el mundo tiene muy bien asumido que lavarse es esencial. La hidratación en cambio no está tan asumido en la sociedad a pesar de ser un pilar esencial en la salud de la piel. A pesar de ello, algunas rutinas de hidratación son bien asumidas por la población más preocupada por el bienestar de su piel pero otras son totalmente olvidadas o consideradas que no necesitan hidratación, nada más opuesto a la realidad.

Las costumbres en hidratación también varían mucho entre sexo y entre edades. Los hombres tienden a hidratarse más bien poco el cuerpo, y sólo aplicarse cremas donde la piel está dañada. A los bebés se les suele hidratar a diario, pero pasados los dos años, la costumbre de hidratar después del baño va desapareciendo paulatinamente.

El cuerpo humano está compuesto por un 70% de agua, y como seres acuosos que somos, todas las partes de nuestro cuerpo necesitan hidratación. Las partes más hidratadas son las manos, los labios, los pies, la cara y el pelo. El cuerpo en general también es una zona que se tiene muy presente en la rutina de hidratación. Pero otras zonas como las axilas, la zona íntima, las orejas, los ojos y el interior de la nariz son totalmente olvidados de nuestra rutina diaria.

La hidratación de la zona íntima no es algo que se entienda fácilmente. En el hombre, se ha visto que la hidratación de la piel del pene y los testículos ayuda a mantener la turgencia que se pierde con la edad. En la mujer, los cambios hormonales producen sequedad vaginal que se traducen muchas veces en molestias, que se confunden a menudo con infección, pero que se solucionan fácilmente aplicando un gel íntimo hidratante.

En la hidratación de la cara, se tiene muy claro el óvalo facial, el contorno de los ojos e incluso el cuello y escote, pero se suele olvidar las orejas, incluso cuando se aplica un protector solar. Es muy clásica la quemadura solar de las orejas en los esquiadores, con lo cual no debemos olvidarnos de ellas.

La sequedad ocular es algo que afecta cada día a más personas. El uso de lentillas, estar muchas horas mirando una pantalla de ordenador, entre otras causas, afectan mucho sobre la producción de lágrimas. Las molestias como pesadez de ojos, sensación de arenilla, ojo rojo, frecuentemente no son signos de una infección sino de falta de hidratación. Aplicar a diario en los ojos gotas hidratantes, incluso a modo preventivo, alargará la vida de nuestros ojos retrasando complicaciones que aparecen con la edad.

En los climas secos de interior, la sequedad en las fosas nasales está al orden del día. Irritación, mucosidad seca y costras, incluso heridas y sangrado nasal pueden solucionarse tan fácilmente como aplicando una pomada endonasal hidratante a diario.

Y por supuesto, no hay que olvidar que una hidratación externa no sirve de nada sin una hidratación interna. Beber dos litros de agua al día son esenciales para mantener la hidratación de todo nuestro organismo.

Promoción de Navidad: cofre Nuxe Huile Prodigieuse

Un año más y desde la ciudad de las luces nos llega una promoción ideal para regalar estas Navidades.

La marca de cosmética natural, Nuxe nos sorprende con un Cofre Nuxe Huile Prodigieuse al magnífico precio de 29.90€, con un descuento de más de 16 euros.

El cofre contiene Crème Prodigieuse + Huile prodigieuse + Huile prodigieuse Or tamaño de viaje + vela perfumada.

Se trata de productos que combinan eficacia y sensualidad para la belleza del rostro, el cuerpo y el cabello.

 

Eucerin Volume-Filler: la pérdida de volumen facial ya no es un problema

El envejecimiento cutáneo en general comienza a partir de los 25 años, edad en la que aparecen los primeros cambios en cada capa de la piel. Esto se debe a una combinación de procesos internos y factores externos.

El modo en que envejecemos se debe en parte a nuestra genética, y se combina con factores medioambientales y el estilo de vida para producir los signos en nuestra piel.

Y ¿qué signos observamos?, los más visibles son: pérdida de volumen, arrugas y una pérdida de densidad y luminosidad.

Uno de los cambios principales que causa estos signos visibles es la disminución de las células que aportan volumen. La pérdida de volumen es muy corriente y altera la estructura y la forma de toda la cara. Se denomina descolgamiento cutáneo, pérdida del contorno, piel de gallina ó “aspecto contraído” y se asocia a una mala apariencia.
Cuando somos jóvenes nuestro “triángulo de belleza” tiene unas características que cambian cuando nos vamos haciendo mayores, a esto contribuye no sólo el paso del tiempo sino otros factores externo e internos. Entre los factores internos más importantes podemos destacar a los cambios hormonales.

En la pubertad, los niveles de estrógenos son altos y la cara se presenta llena. Y entre los externos, el estilo de vida. Podemos destacar:
• Tabaquismo: La nicotina y los productos químicos presentes en los cigarrillos degradan el colágeno de la piel.
• Sol: La exposición demasiado prolongada al sol puede contribuir a incrementar el daño del colágeno y a deteriorar la estructura cutánea.
• Nutrición.
Los antioxidantes son moléculas dotadas de la capacidad de neutralizar los radicales libres que dañan la piel y aceleran su envejecimiento. Una dieta con carencia de antioxidantes no contribuirá en absoluto a retrasar el envejecimiento cutáneo en general.

¿Qué se puede hacer?

Le aconsejamos aplicar Eucerin Volume-Filler Crema, una rica crema de día para el aumento del volumen, formulada con magnolol, oligopéptidos y ácido hialurónico, pensada para combatir las causas complejas de la pérdida de volumen.

Y ¿cómo funciona en nuestra piel estos compuestos? Ya hemos visto que la piel pierde firmeza, por lo que necesitaremos ayudas extras para que esto tarde en producirse.
– El magnolol contribuye a restablecer la apariencia joven de la piel, ya que penetra en la misma y estimula las células que aportan volumen en las capas cutáneas. También estimula la producción del colágeno propio de la piel.
– Oligopéptidos, estimulan y sustentan la red de colágeno para incrementar la firmeza de la estructura cutánea.
– El ácido hialurónico retiene la humedad y tiene la capacidad para fijar agua hasta 30 veces su propio peso molecular. Sin embargo, a medida que envejecemos se reduce la capacidad natural de la piel para sintetizar ácido hialurónico, por eso necesitamos que se aporte desde el exterior.

Pensando en ti queremos que encuentres respuestas para que las preocupaciones que despierta la pérdida de volumen ya no sean problemas, la gama Eucerin Volume-Filler aborda los múltiples factores responsables de que disminuya la definición facial.

Estas Navidades visítanos y empieza a parar el tiempo, la pérdida de volumen y la flacidez.
Mantén el aspecto firme de la piel y su tersura.

Te esperamos.